Como muestra de ello el océano es el encargado de producir al menos el 50% del oxígeno en la atmósfera y además, posee una gran parte de la biodiversidad del planeta. También, es importante destacar el papel que tiene en el desarrollo de las economías en el mundo, ya que, funciona como medio para transportar gran parte de la industria comercial. (ONU, 2021).


Según datos de las Naciones Unidas, para el 2030 existirán alrededor de 40 millones de personas trabajadoras que dependerán de los océanos. Sin embargo, el océano hoy más que nunca, necesita ayuda. “Con el 90% de las grandes especies marítimas de peces mermadas y el 50% de los arrecifes de coral destruidos, estamos extrayendo más del océano de lo que se puede reponer” (ONU, 2021, párr. 4)